Reflexiona sobre algunos aspectos de tu menú

A continuación, reflexiona sobre algunos aspectos de tu menú:

Alimentos con presencia diaria.

  • ¿Realizas un consumo adecuado de fruta?

    Se suele relacionar la fruta como postre las principales comidas, aunque también es una buena opción su consumo entre las comidas. Por ejemplo, si te tomas una manzana a mitad de tarde, debido a su poder saciante, llegarás a la cena con menos sensación de hambre.

  • ¿Has comido suficiente verdura?

    Siempre debe haber presencia de verduras en las comidas principales, si no la tienes como plato principal, procura que sirva de acompañamiento del segundo (no en una cantidad anecdótica sino ocupando medio plato). Una presencia diaria de verduras, en una cantidad suficiente, es una de las señas de identidad de una dieta saludable. Si una de las raciones es crudo, mejor. Es muy agradable tener siempre una gran ensalada para compartir; esta costumbre facilita que los pequeños de la casa se familiaricen con estos alimentos.

Alimentos con presencia semanal.

  • ¿Has comido legumbres?

    Las legumbres tienen un alto contenido en proteínas, además de otras propiedades beneficiosas. Adecuadamente combinadas con otros alimentos, puede ser un buen plato único.

  • Revisa la cantidad de carne y pescado que has consumido a lo largo de la semana.

    Lo ideal sería que apareciesen 3-4 veces a la semana cada uno.

No debería haber demasiada presencia de alimentos precocinados, procesados y bollería industrial.

Una de las claves para conseguir una alimentación saludable, es reducir el consumo de alimentos procesados y aumentar el de alimentos frescos.

En cuanto a la forma de cocinado, te invitamos a visitar este apartado de la web en el que encontrarás mucha información sobre técnicas culinarias para los diferentes grupos de alimentos.